viernes, 27 de mayo de 2011

Acerca del cochino negro

El pasado fin de semana se celebraba en Pinolere en los altos de La Orotava la feria del cochino negro; Aprovechando esta circunstancia hasta allí nos llegamos para surtirnos de algunas piezas de matanza y al mismo tiempo para ilustrarnos un poco acerca de este animalito.

Parece ser que procedentes de África y Asia llegaron a las islas hace 2500 años y posteriormente también de Europa y a lo largo de los siglos se fueron adaptando a las condiciones isleñas.
Cuando se empezaron a importar y producir masivamente, estuvieron en peligro de extinción, allá por los años 60; en el libro publicado por Capote Alvarez y García Martín se hace la primera referencia al Cochino Negro o Turre Negro como raza, en 1982. Años más tarde se definieron las características raciales del Cochino negro canario creando las bases para su recuperación: Orejas largas y grandes, la cabeza con perfil cóncavo, numerosa arrugas, tantas y sobre todo en la cara, que algunos incluso tenían dificultades para la visión, y el color negro por supuesto.

En 1997 se incluyó en el Catálogo Oficial de Razas Españolas, como Cochino Negro Canario.
Se crearon núcleos de reproducción por parte de los Cabildos de Tenerife y La Palma; más posteriormente también Gran Canaria.

La Finca El Helecho del Cabildo de Tenerife es la que tiene mayor relevancia y entre otras materias ayuda a mantener la diversidad genética reduciendo el parentesco entre los individuos. Predominan las instalaciones tradicionales y el espacio al aire libre.


Las cochinas tienen dos camadas anuales y en cada una es normal que nazcan 9 o 10 cerditos; son buenas madres y no requieren de mucha ayuda en los partos. Los numerosos pezones y acumulación de grasa  garantizan el suministro de leche para su alimentación y permanecen con la madre un mes y medio; a partir de aquí es cuando se inicia un nuevo ciclo.



Como todos los cerdos, son recicladores naturales de las casas y de la agricultura aprovechando muchos sub productos. Es de crecimiento lento, si lo comparamos con otras razas, esto hace que mas tarde sea un producto mas tierno y jugoso; la alimentación rica en fibra ayuda a que la grasa de cobertura disminuya y se infiltre en la musculatura.





 Un lujo para nuestra gastronomía que a día de hoy está garantizada la supervivencia de esta raza con una cabaña importante en la isla de Tenerife.


Se ha convertido en un producto tradicional que representa a la gastronomía de las Islas Canarias

- Los datos obtenidos del Parque Etnográfico 

3 comentarios:

EL MAGOEZ dijo...

Muy interesante reportaje. Un producto tradicional que renace. Felicidades amiga

FERNANDO VALLE dijo...

Hola amigo/a.
No se como dirigirme a ti, pero es un placer tenerte por mi blog.
Te seguiré y charlaremos ya que yo resido también el Tenerife.
Te envío un saludo.
Fernando.

Tocinitodecielo dijo...

jajaja el cochino negro,es cuando más ricos están, llenos mierda jaja es broma

Buen reportage,todo lo que sea aprender nunca está demás

Besos
Tocinito de cielo

Publicar un comentario