lunes, 28 de mayo de 2012

*No pienso volver*


Hace unos meses me sucedió una cosa muy chocante: Pasamos por el muelle de Castropol, comimos en el *Mesón La Santina* ,    y pedí de postre leche frita porque me encanta.
 La casualidad es que casi simultáneamente  la señora de la mesa de al lado también lo pidió  y la coincidencia de ambas al dejarlo intacto de lo incomible que estaba.
Y digo chocante, porque a un tercer comensal de otra mesa que lo pidió le dijeron que se había agotado; cual no sería nuestra sorpresa cuando de repente y una vez recogidos nuestros servicios, milagrosamente aparece una ración más de la susodicha leche frita, que no era ni más ni menos que las sobras de mi vecina de mesa y las mías (ambas estábamos observando el desenlace)
¡Por cierto el tercer y agraciado comensal se las comió enteritas, proclamando lo buenas que estaban!
 Al salir del establecimiento la señora de la mesa de al lado me preguntó: ¿Se ha fijado usted? Le han dado nuestras sobras -me dijo- verá es que yo soy cocinera y nunca he probado una leche frita tan horripilante.
A lo que contesté - yo también soy cocinera y nunca me había pasado nada parecido a esto.
No se porque razón hoy fuimos a parar al mismo lugar del muelle de Castropol, el *Mesón La Santina*,  digamos que de alguna forma quisimos borrar el recuerdo de la vez anterior.
Pero la cruda realidad  nos volvió a dar de lleno.


Lo único que conseguí fue corroborar la experiencia pasada y esto junto con mi decepción me anima a contarlo.
Elegí tomar el menú del día: Unas parrochas y arroz blanco con calamares;  mi acompañante unos callos con garbanzos y pulpo a feira.
Lo que nos han traído:


El arroz recocido y pegajoso con calamares de lata ( si han leído bien, DE LATA )
Los callos con garbanzos, congelados o enlatados con garbanzos de BOTE (si, si, si)
Un pulpo más duro que "el Paul" y nadando en agua en lugar de un buen chorro de aceite (uffff)
Las patatas cocidas a las que faltaba un hervor y picaban por exceso de pimentón ( ayyy...que pena)
Aunque para ser justa diré que lo único aceptable fueron las parrochas y la amabilidad del pobre camarero al que no considero culpable de los trapicheos del responsable de la cocina, que pasó olímpicamente mandando preguntar si quería otra cosa ¡ No, por favor !


Patético a lo que ha llegado, lo que en su día fue una honesta cocina tradicional de la zona, por falta de escrúpulos.
El aguardiente digno de un visitante al que no desea volver a ver...........señor mío, usted lo ha conseguido. Esto no se soluciona con una invitación a 1 café.
Hoy no me callo señor dueño-cocinero, esto NO es hacer una cocina en conciencia, NO, esto no es culpa de la crisis...es culpa de la dejadez.
Comprenderán que NO LES RECOMIENDE ir a este sitio, yo por supuesto que:

*No pienso volver a su establecimiento*

9 comentarios:

Lauchy dijo...

Uff yo soy de las que a la primera que fallan no tienen segundas oportunidades... es mejor ser injusto que pagar dos veces por algo asqueroso... un saludo desde Palma de Mallorca!!

brisy !! dijo...

Aqui me ha pasado,me han servido habicuelas en lata y otras cosillas y dulcesindustriales y salsas,y de que me sirven les digo la realidad se quedan pasmados y de ahy me levcanto y me voy.Para mi es un insulto a la gastronomia y al cliente ,por muy simple que sea el plato si es fresco y de calidad y con buen sabor ,ahy me quedo y soy feliz .Pero se veran cosas ahy siempre ,se ha perdido el gusto y hasta diria yo los suenos y la plaza esta a la rapidez y la vagancia y sobre todo al presupuesto .Nada mejor que la cocina en Casa.!
Saludos Isabel .

Helena dijo...

Qué pena!

Mª Encarna dijo...

Esto no es cosa de la crisis,es como tu dices de la desfachatez del cocinero,lo que deberias decir el nombre del restaurante,para que lo sepan todo el mundo,un beso !

pirata dijo...

joderrrrrr, hay que tener cojones para hacerlo que hicieron.... con razon es para ponerlos a parir, totalmente de acuerdo con la protesta la cual apoyo!

Milu dijo...

que asco de plato!!!!!

Los blogs de María dijo...

Que pena y que poca verguenza

mari carmen www.elhornodemaria.com dijo...

Que ascoo y que gentuza!!!!se creen que somos tontos mis hijos desde bien pequeños notan todo lo que no es bueno!!!cuando van de comida con el instituto les mente porquería y los críos ni se enteran,les digo que reclamen pero les da corte.Tenemos que decir los sitios y que se jo.... Buenooo bs guapa

Conchi dijo...

Qué indignante es cuando tratan de idiotas a los clientes en un restaurante... ¿de verdad creen que no nos vamos a dar cuenta de que nos están sirviendo basura? ¿O es que acaso se conforman con que la gente no suela quejarse? Porque digo yo (que soy de las que se quejan): si me pasa algo así y no me quejo, lo que tengo claro es que no volveré allí y hará lo posible porque no vaya nadie que conozco... Y si lo mejor para un restaurante es el boca a boca, lo peor son las malas críticas de los clientes. En fin, tristemente cierto, hay quien se aprovecha de la crisis para sacar lo peor de sus cocinas.

Publicar un comentario